Lego compra BrickLink

BrickLink es una conocida tienda electrónica de ladrillos y cajas de Lego nuevas y usadas. Funciona en forma de “marketplace”, donde los vendedores independientes anuncian sus productos y los clientes se los compran directamente a ellos, llevándose BrickLink unas comisiones. El sistema se ha ido perfeccionando a lo largo de los años y se ha convertido en la opción favorita de los compradores de Lego a nivel mundial para encontrar piezas sueltas y cajas antiguas principalmente, además de aglutinar a una activa comunidad de AFOLs y de poder consultar su gigantesca base de datos para obtener información de todo tipo sobre los productos de Lego.

Hoy aparece la noticia de que el Grupo Lego va a comprar BrickLink. Afirman que las negociaciones están muy avanzadas y la la compra tendrá efecto antes de finales de este año 2019. En un principio nada va a cambiar y el sitio web seguirá funcionando como hasta ahora, manteniendo su marca independiente y su sede en Estados Unidos.

Este tipo de noticias siempre nos dan un poco de repelús. Empresas gigantes que se van haciendo aún más gigantes. Globalización en estado puro. No nos podemos imaginar todavía como nos pueden afectar los cambios al producirse esta situación. Si algo ya funciona bastante bien, no tiene mucho margen para mejorar, pero las posibilidades de empeorar son ilimitadas.

De esta forma la multinacional danesa ya puede controlar el principal mercado secundario de sus productos. Se pagó una vez por ellos al comprarlos nuevos en las tiendas oficiales y ahora se vuelve a pagar la comisión en la reventa. Todo queda en casa.

Marcas clónicas en BrickLink, va a ser que no.

En la esencia de BrickLink está que si alguien compra un set usado o esas piezas sueltas específicas que necesita, igual con eso ya tiene suficiente para su afición y evita comprar un set carísimo recién salido de fábrica. Se está dando una segunda -o una tercera o una cuarta- vida a los productos y haciendo compras planificadas de forma muy inteligente. Esto no es del agrado de ningún fabricante.

Pero más que por el tema económico, la clave puede ir por el control y el flujo de información. Según afirman en el propio comunicado, BrickLink cuenta en la actualidad con 1.200.000 usuarios registrados. Y en cada perfil de usuario sin rebuscar demasiado pueden encontrar las compras que ha hecho, lo que ha pagado por ellas, los elementos que tiene en sus listas de favoritos, en carritos de compra en espera, etc. por ser una experiencia de uso y de compra mucho más detallada que en otras tiendas electrónicas más simples. Una vez que el sistema informático sea ampliado con análisis de “big data” mucho más sofisticado, las posibilidades se multiplican y podrán conocer al milímetro los gustos y forma de operar de una gran muestra de aficionados a Lego en todo el mundo. Información es poder. Y todo este poder no creo que sea usado en beneficio de los consumidores, sino en beneficio de la gran multinacional.

Control ante todo. Las grandes empresas y sobretodo las de gran consumo de lujo cada vez ejercen un control más férreo sobre sus clientes. Para hacer posible este control es necesario usar medios electrónicos. Y en esta plataforma ya se encuentran con una base de clientes enorme y una comunidad AFOL con una actividad frenética.

Aunque no se compre nada en bricklink como tienda, una parte de sus usuarios entran simplemente a consultar la gran base de datos sobre elementos y sets Lego. La información existente es detalladísima y sabiendo qué preguntar se pueden obtener datos sobre cualquier cosa de Lego, incluidos los precios de venta casi en tiempo real. Esta inteligencia colectiva que hasta ahora tenemos abierta para todos es muy útil para el consumidor y no sabemos hasta que punto en un futuro los nuevos dueños permitirán que siga estando disponible y siendo confiable. En todo caso las consultas irán a parar al big data para que la organización extraiga más y más información.

Y más información si se integran las aplicaciones de diseño y otros servicios disponibles en BrickLink. El número de usuarios activos en la comunidad es enorme.

Así que, creo que a medio plazo esto es una mala noticia para los aficionados a los juegos de construcción. No van a surgir de un día para otro tiendas con el mismo potencial que tiene BrickLink. Y los cambios en esta plataforma serán para bien para Lego, pero no está tan claro si también para los consumidores aunque nos construyan nuevos servicios muy bonitos y tecnologías muy llamativas. Quisiera equivocarme. Si no, siempre nos quedarán las marcas compatibles para solucionar antojo de construir.

Enlaces:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: