Barandas modulares para todos los gustos

En el anterior artículo de Construclónica estuvimos ideando unas piezas específicas para construir escaleras compatibles con Lego que tuvieran un acabado perfecto por todos lados, y que pudieran ser de cualquier tamaño. Pero si queremos terminar de darles un aspecto más o menos realista, hay que ponerles también unas buenas barandillas. Esto es lo que vamos a hacer a continuación.

Tanto la auténtica Lego como las marcas clónicas disponen de cierta variedad de piezas específicas para poner barandas a nuestros edificios, siendo la más conocida el diseño clásico de Lego de 1967 con un patrón de rejilla y anchura de cuatro bricks. Otra forma de construir barandillas es usar diferentes barras ensambladas o incluso piezas flexibles.

Piezas Lego para poner barandas, vallas y verjas

Pero ninguna de estas piezas nos termina de convencer para nuestras escaleras. Todas ellas están pensadas para ser colocadas en horizontal, y además tienen unas dimensiones fijas -sólo una de cada clase- que pueden no corresponder con las que necesitemos en cada tramo.

Aprovechando el estilo de las barandas clásicas con celosía se puede hacer algún experimento para colocarlas en las escaleras. Pero el tamaño está muy limitado por la propia rejilla para que el dibujo encaje, y de todas formas no quedan muy realistas con el zócalo escalonado.

Igual que hicimos con las escaleras, vamos a idear un conjunto de piezas modulares para construir las barandillas a medida

Presentamos como ejemplo esta baranda básica. Un tramo horizontal de seis puntos de ancho.

Vamos a describir su geometría y luego la pondremos en las escaleras y por todos los rincones de nuestro universo clónico.

A simple vista demasiado altas para lo que estamos acostumbrados. Nos hemos decidido por una altura de dos bricks y dos plates, menos de tres bricks, pero más que las barandas clásicas de celosía. Las puertas convencionales de Lego tienen marcos de seis bricks de alto. Si le quitamos el umbral y lo de arriba se quedan en cinco y medio. Así nuestras nuevas barandas van a tener aproximadamente la altura de media puerta. A ojo vamos sacando las proporciones y sería como un metro en el mundo real.

Cuando las minifigs se ponen al lado, el pasamanos lo tienen a la altura del pecho. Pero recordemos que los minifigs son niños, o por lo menos personajes bajitos. Nuestras barandas con esta altura creemos que tienen unas dimensiones muy buenas para la arquitectura.

Como puedes ver en las fotos anteriores, estas barandas parecen estar simplemente posadas sobre las baldosas. Se caerán con sólo mirarlas. Hay que anclarlas al suelo de alguna forma.

Descartamos el zócalo completo que tienen las barandas clásicas porque nos gustaría poder elegir el color del suelo. La otra opción sería poner en cada pata un soporte que rodee a un stud en la pieza inferior, como tienen por ejemplo los mástiles de las banderas. Para nuestras barandas tan finas nos parece una solución poco elegante, así que la descartamos también. Vamos a hacer otro invento más arriesgado.

Las clavaremos en el suelo, como las de verdad. Cada una de las patas de nuestras barandas va a tener un palo hacia abajo de tamaño estándard, similar a otras barras, mástiles, palos y partes salientes en algunas piezas Lego y compatibles. Pondremos un pequeño reborde para que no se hundan demasiado para abajo.

De esta forma podemos encajar nuestras barandas sobre cualquier pieza que tenga studs huecos, especialmente sobre tiles 2×2 y 2×1 con un stud central. Perfectamente válido, aunque no es nuestra opción favorita porque se ve el stud alrededor de la pata y también porque no funcionaría bien la disposición de barandas modulares que veremos más adelante. Así que vamos a inventar otra cosa.

Una colección de losetas con agujeros. Son tiles normales iguales que los que ya existen, solo que tienen un agujero en determinados sitios. Sin stud ni nada. Un simple agujero pasante que sale por debajo. En las pruebas que hemos hecho, las piezas más usadas han sido la 2×2 con un agujero en una esquina y la 2×1. En lugares puntuales la 1×1. También la 4×1 y la 5×1 para los peldaños de las escaleras. Aquí está la colección completa por el mismo precio aunque no será necesaria tanta variedad de piezas. Estas piezas con agujeros también pueden servir para encajar otro tipo de elementos Lego con esta forma, no sólo las barandas.

Ya podemos poner las barandas donde queramos. Hacemos nuestro suelo de losas del color que queramos y con el mosaico que queramos, y simplemente ponemos una losa con agujero en el sitio correspondiente a cada pata de las barandas. Disponemos en esta colección de cuatro tamaños de barandas rectas, desde 3 hasta 6. Aunque ya dijimos hace muchos años que con solo dos tamaños es suficiente para cubrir casi cualquier distancia.

Ahora queremos poner barandas en las esquinas. A ver cómo lo hacemos

El tema de las esquinas en Lego puede ser complicado. Igual que ocurre con las ventanas, nuestras barandas también fallan aquí. Pueden quedar dos patas muy juntas o asoman hierros por todos lados. No nos conformamos con esto.

Añadimos a la colección cinco piezas específicas para hacer las esquinas de las barandas. Con una pata justo en el vértice, el acabado es perfecto. La pieza de tamaño 1 se ha demostrado muy útil en las pruebas que hemos hecho. Aunque nunca es imprescindible usarla, servirá para unir barandas en lugares estrechos como los descansillos de las escaleras. Se pondrá a veces por parejas y en cantidad. La de tamaño 2 apenas ha hecho falta pero ahí está. Y de ahí para arriba ya queda a gusto del constructor usarlas en combinación con las barandas rectas para adaptarse a las dimensiones de cualquier construcción.

Estas piezas por supuesto sirven también para los rincones. Construcción sin límites. Al final del artículo daremos una idea de como imprimir en 3D fácilmente estas esquinas.

En estas fotos de internet se ve todo muy grande. pero nos hacemos a la idea de que las barras de estas barandas amarillas que hemos puesto como ejemplo son más finas incluso que los palos de las banderas típicas de Lego. Únicamente la parte inferior de las patas que ha de encajar en los agujeros del suelo tiene este tamaño normalizado. Por lo tanto estas barandas pueden resultar frágiles. En el mundo real las podríamos fabricar en metal, o incluso imprimirlas en 3D con filamento de fibra de carbono, que también existe. Pero lo más normal es que si son de plástico haya que manipularlas con un poco de cuidado. Pero nada especialmente difícil, ya que ni siquiera van a tener que soportar otras piezas encima.

Vamos ahora con las escaleras

Mucho hablar de barandas para escaleras, pero todas las que hemos enseñado hasta ahora son horizontales. Para nuestras escaleras recién diseñadas, donde cada escalón tiene una altura de dos plates, hay que usar otro subconjunto de piezas del mismo estilo.

Disponible en cuatro tamaños nos permitirá tener tramos de escaleras sin condicionar su altura. Aunque según las pruebas que hemos hecho, usando dos tamaños será más que suficiente. Las escaleras pueden estar construidas con las piezas específicas que hemos mostrado en el artículo anterior o bien con ladrillos normales, pero lo que sí es necesario es usar tiles con agujeros para fijar las barandas a los escalones. En la colección de piezas STL encontrarás tiles 1×4, 1×5 y 1×6 muy útiles para cubrir los peldaños.

Observa en la anterior foto que la baranda encaja arriba encaja pero abajo no. Esto es porque las barandas de las escaleras normalmente empiezan encima del primer escalón y hay ese salto. No hemos hecho una pieza especial para esa unión porque harían falta muchas posibles combinaciones y el detalle queda incluso realista.

Si quieres que encaje completamente puedes iniciar la subida de la baranda en el piso junto a la de abajo. La variedad de tamaños de piezas te permitirá ajustar tanto el tamaño de los tramos de escalera como de los rellanos. Menos realista. Más bonito. Cuestión de gustos.

Las piezas para escaleras modulares y estas barandas nos permiten construir escaleras de cualquier anchura y altura. Para que los minifigs puedan pasar sin demasiadas estrecheces han quedado muy bien las escaleras y las pasarelas de cuatro puntos de ancho si van junto a la pared y llevan baranda en un lado sólo. Si por el contrario las barandas son a ambos lados, entonces será mejor una escalera con anchura de cinco o más puntos.

Con estos dibujos desparramados nos podemos hacer una idea de cuantas piezas hacen falta para la construcción de los tramos de escaleras y los rellanos de formas más habituales. Como se puede ver las piezas son grandes y su cantidad es pequeña para formar escaleras enteras.

Un pequeño detalle que hemos tenido en cuenta en el diseño de las barandas de subida es la anchura de las barras.

En el mundo real todas las barras serían del mismo grosor, tanto las de los tramos horizontales como las que van en subida. Se unirían con un corte intermedio para empalmar el grosor de ambas de forma correcta. Pero aquí todos los cortes que tenemos son verticales; en las barras diagonales se transformaría en un corte oblicuo de mayor anchura, quedando unos picos muy visibles. Así que hemos “aplastado” el cilindro y manipulado un poco la posición de las barras y los pasamanos en las barandas de subida para que este efecto quede más disimulado

Otro detalle más es que el pasamanos -que es mas ancho que las otras barras- sea igual de ancho que los rebordes que hay en las patas. Así al colocar la pieza en la impresora 3D queda perfectamente horizontal sobre la base y el laminado será mas simple. Si se fuera a fabricar de otra forma este detalle no tendría importancia.

A continuación hay varios ejemplos de como quedan las escaleras con barandillas en una construcción más completa.

Para calcular la geometría de las barandas nos hemos basado en los balcones de Exin West, magnífico juego de construcción español del siglo XX.

En un próximo artículo de Construclónica Unlímited mostraremos otro diseño de barandillas con más barrotes, un estilo alternativo también compatible con todo esto. Y otro día construiremos escaleras mecánicas.

Para terminar, vamos con la impresión 3D.

Las piezas más difíciles de imprimir pueden ser las barandas en esquina. Para ellas ofrecemos una versión cortada con un ángulo de 45 grados y extendida en el suelo. Luego habrá que pegar las dos mitades. El resto de piezas no tiene mayor complicación salvo su pequeño tamaño y la precisión necesaria para obtener un resultado satisfactorio. De ahí para adelante no hay límites. Los tiles con agujeros se hacen imprescindibles. Aquí están sus archivos STL junto con la colección completa barandas para descargar e imprimir en 3D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: