Bricks Cube DIY

En el universo de los juegos de construcción compatibles, además de los sets de construcción propiamente dichos, están apareciendo una serie de accesorios o artilugios que se benefician de las ventajas de esta compatibilidad. Hoy nos vamos a fijar en un rompecabezas mecánico del estilo del Cubo de Rubik (R) que ha sustituido sus etiquetas de colores por studs donde poner piezas Lego compatibles. Esto va mucho más allá de tener un cubo estilo Lego y permite un sinfín de posibilidades extra de juego, por lo que pasamos a describirlo a continuación.

Nombre: DIY
Marca: Fanxin
Línea: ?
Referencia: O 003181
Piezas: 55
Inventario: Cubo + 54 tiles 2×2
Personajes: No
Precio orientativo: 4.20 euros (Tienda china on-line)

Descripción del Modelo

Este juego está formado por un “cubo” 3x3x3 cubierto de studs totalmente funcional y 54 plates 2×2 de seis colores diferentes para cubrir sus caras.

El cubo es de color blanco y cada una de sus caras dispone de cuatro studs huecos con las medidas necesarias para ser compatible con las piezas normales de Lego. Este cubo internamente está formado por diferentes partes móviles y mecanismos que permiten su funcionamiento, pero por tratarse de una pieza que en condiciones normales no vamos a abrir y desmontar para jugar, no vamos a describir aquí. En todo caso decir que aunque nuestro afán por construir nos invitara a manipularlo o juntar varios con más piezas para construir por ejemplo un  cubo 4x4x4, los mecanismos interiores son diferentes y esto no se puede hacer, al menos de forma sencilla.

Los 54 plates 2×2 son similares a los de cualquier juego de construcción compatible.

Construcción

El montaje del juego o fase de preparación es trivial. Poner nueve plates del mismo color en cada una de las caras del cubo blanco. La gracia del puzzle está en revolverlo de forma aleatoria girando sus caras y luego ser capaz de devolverlo a su estado original por un procedimiento más o menos sistemático y en el menor tiempo y número de movimientos posible. A partir de ahí las posibilidades de juego se pueden complicar bastante como veremos a continuación.

Posibilidades de juego

Este juego es mucho más complejo de lo que podemos imaginar en un principio. Si la resolución del cubo 3x3x3 ya tiene su dificultad, aquí vamos a ampliar las posibilidades de juego para poder disfrutar de otros modelos de rompecabezas diferentes.

La única regla es que para resolver el cubo debemos de partir de un estado resuelto y mezclarlo haciendo giros “legales”. No vale colocar las piezas de forma aleatoria al principio ya que casi con total seguridad no tendrá solución. Aunque no va a pasar nada si lo compruebas.

Al ser un sistema compatible con Lego, no nos tenemos que conformar con usar las piezas que nos suministran en la caja, sino que le podemos poner cualquier cosa. Lo primero que podemos probar es a cubrirlo con tiles 2×2 en vez de los plates. Tendría un aspecto más limpio, sin studs a la vista, muy parecido a un cubo de verdad. La combinación con tiles transparentes también le puede dar un aspecto muy atractivo. Otra posibilidad sería cubrirlo de bricks 2×2, lo que facilitaría su acople y desacople.

Pero ya puestos a hacer cambios, tampoco nos tenemos que conformar con tener seis caras del mismo color. Hacer cambios en la configuración inicial de los colores tiene consecuencias muy importantes en el juego, y todas están a nuestra disposición para descubrirlas y probarlas.

Si dejamos sin poner las fichas correspondientes a la pieza central en cada una de las caras tendremos el equivalente a un Void Cube o Empty cube. Es un rompecabezas diferente que tiene su dificultad extra en las fases iniciales y la posibilidad de que surja “paridad” al terminar, esto es que dos piezas resulten intercambiadas y haga falta un paso extra para resolverlo. Es  nuestro. Ya lo tenemos ahí para probarlo sin necesidad de comprar otro cubo. Toma valor añadido. Por cuatro euros ya tienes dos cubos diferentes.

De la misma forma podemos crear nuestros propios patrones de colores o de caras vacías en el estado inicial. La resolución pude ser más fácil que el típico 3x3x3 o terriblemente más complicada, con orientación de centros, paridades y todo tipo de cosas raras por descubrir. Si usas piezas 1×1 combinadas puedes dar lugar a centros con orientación que es una dificultad adicional.

Con poco trabajo puedes imitar a cubos comerciales como el Penrose o el Mirror. Para conseguir el primero simplemente habría que usar piezas de sólo tres colores, agrupadas en caras contiguas. Para construir el Mirror habría que apilar piezas todas del mismo color, pero en seis niveles de altura diferente. Tendría muchas esquinas, pero una dificultad similar.

Lo siguiente que no hemos podido conseguir es hacer bloqueos. Muchas variantes de cubo 3x3x3 tienen piezas que abarcan varias de sus caras imposibilitando determinados movimientos. Esto hace más complicada su resolución. Las dimensiones de nuestro cubo de bricks no están pensadas para conseguir esto. No se pueden encajar los bricks entre dos caras ni siquiera usando piezas con stud desplazado media unidad. Una lástima. Encontramos en internet otros cubos como este negro con diferentes paneles sueltos que permiten hacer estas operaciones, pero no son compatibles con piezas de Lego.

Lo último que nos queda por hacer con nuestro cubo es simplemente decorarlo. Le podemos acoplar cualquier pieza de Lego y compatibles que tengamos por ahí y obtener resultados cuanto menos llamativos. Igual deja de ser práctico para girarlo y resolverlo, pero llama la atención ver algo así. Parece sacado de los cuadros de Escher.

Calidad de las piezas y funcionamiento mecánico

Los aficionados a los cubos tienen muchas formas de medir la calidad de los mismos. Si gira bien o si las piezas no se quedan trabadas al intentar hacer movimientos cuando los diferentes bloques no están totalmente alineados. En los mejores casos el cubo podría servir para hacer speed cubing, o resolución a gran velocidad. No creemos que este sea el caso ya que nuestro cubo blanco es un poco basto, pero en todo caso su funcionamiento nos parece correcto y muy suave. No se queda trabado fácilmente y tiene cierto corte de esquinas (huecos readondeados) por lo que los giros son fáciles y agradables.

Al mismo tiempo, el acople con nuestros plates 2×2 es bueno. Un clutch agradable y suficientemente fuerte como para que las piezas no se desprendan durante los giros del cubo.

No está previsto en este juego encajar los plates entre sí o construir ningún tipo de estructuras con ellos, pero si hiciera falta lo podemos hacer sin problemas. La calidad y el acabado de las piezas es correcto así como el acople entre ellas o con otras compatilbes.

Para despegar los plates de las caras del cubo nos encontramos con que están muy encajadas y a veces cuesta trabajo. No tienen ningún tipo de ranura o rebaje donde meter las uñas. Puede ser necesario ayudarse de otro de los plates que tengamos a mano, o mejor todavía si disponemos de una herramienta de separación de bricks naranja de Lego o alguna otra compatible.

Un inconveniente adicional es que al despegar los plates de las caras centrales del cubo es posible que nos traigamos la pieza base con los studs que es una tapa para ocultar el tornillo interior. Habría que reponer rápidamente esa pieza en su sitio para que no se pierda. Si queremos se podría pegar con pegamento aunque perderíamos la posibilidad de acceder a los tornillos para ajustar la tensión del cubo si alguna vez nos hiciera falta.

Colores

Comparando estas piezas con bricks auténticos de Lego se pueden sacar estas conclusiones…

  • Blanco y negro similar
  • Rojo: Un tono rosáceo intenso agradable
  • Naranja. Más claro y algo fluorescente.
  • Amarillo. El amarillo de los rotuladores fluorescentes. Nada que ver con el amarillo sólido de Lego. Sin tono anaranjado
  • Verde. Un verde pistacho intenso. No es el verde lima de Lego.
  • Azul. Muy parecido al Dark Azure de Lego. Azulón intenso más claro que el azul normal.

Colores bonitos y agradables que combinan muy bien con el blanco de fondo.

Diferenciación

No encontramos ninguna leyenda o símbolo escrito sobre los studs de los plates. La parte inferior tiene los huecos redondos y tampoco se aprecia ningún símbolo identificativo.

El cubo blanco tiene los studs huecos, sin ningún otro símbolo visible en ninguna de sus piezas, al menos por el exterior.

Presentación del producto

El juego viene en una caja de cartón fino de tamaño 18x10x6.5 centímetros con una solapa superior para colgar que se abre por arriba o por abajo. En la parte frontal tiene dos ventanas de plástico transparente por las que se ve el cubo desnudo y las 54 piezas sueltas. En el interior hay una bandeja de plástico transparente termoformado con dos huecos para encajar el cubo por un lado y una bolsa de plástico transparente con los 54 plates.

Las dimensiones de esta bandeja no permiten guardar el cubo con los plates puestos. Si prescindimos de la bandeja este podría entrar en la caja muy justo.

En el exterior de la caja aparecen rótulos escritos en chino y algunas imágenes 3D del cubo donde se da a entender que uno de los colores de los plates es el blanco, mientras que en la realidad han cambiado el blanco con el negro.

No se incluye ningún tipo de hoja de instrucciones, ni sobre el montaje ni sobre la resolución de los cubos de Rubik 3x3x3. Así que el jugador tendrá que saber hacerlo o aprender por sus propios medios.

Conclusión

Hemos descubierto hoy un juguete que vale más de lo que cuesta. Si el funcionamiento mecánico al girar no hubiera sido adecuado, no hubiera merecido una review en Construclónica. A partir de un simple cubo 3x3x3 nos aprovechamos de las ventajas de la compatibilidad para ponerle cualquier tipo de bricks, y con ello conseguimos un número ilimitado de rompecabezas diferentes. Esto es lo que tendría que haber hecho Rubik, la marca originaria del juego, en vez de ofrecernos entre sus extraños juegos de construcción un cubo formado por bricks pero que no gira, y solo sirve para mirarlo.

Con este juego de poco más de cuatro euros de la tienda de los chinos podemos adentrarnos en el mundo de los cubos y disfrutar de un montón de puzzles diferentes sin tener que comprarlos a parte uno por uno.

 

Diseño: Bonito. El fondo blanco resalta los colores
Calidad de las piezas: Muy buena. Encajan bien y el cubo gira bien
Construcción: Sencilla
Jugabilidad: Mucha. Resolver el cubo y diseñar otros, o acoplarle piezas para decoración
Piezas: El cubo, y plates 2×2 iguales
Personajes: No
Lo mejor: Valor añadido de poder diseñar otros cubos
Lo peor: El diseño no permite montar piezas para hacer bloqueos.
Interés para AFOLs: Bastante. Para aficionados a los cubos

NOTA FINAL: 8. Recomendable

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: